DISEÑO WEB: LA USABILIDAD CONSIGUE CLIENTES

¿Sabías que si tu sitio web no cumple las reglas de usabilidad puedes estar perdiendo clientes?

No importa que tengas una buena idea de negocio, que prestes un servicio excelente a tus clientes o que tengas una web con mucho tráfico que aparezca en primeras posiciones en los buscadores.

Si los usuarios que la visitan se pierden en un entramado de secciones y subsecciones, si no se lo pones fácil para que contacten contigo o si no localizan fácilmente la información que necesitan estarás perdiendo contactos, registros y leads, es decir clientes. Estarás perdiendo conversiones.

Te lo explicaremos con cifras: el usuario solo necesita 30 segundos (en el mejor de los casos) para decidir si tu web le agrada o prefiere irse a la de la competencia. El usuario es exigente: quiere inmediatez y accesibilidad, pero también facilidad de uso porque, en caso contrario, no realizará ninguna acción sobre tu web. Parece difícil, pero no lo es tanto. Solo tienes que seguir los principios básicos de usabilidad web que te resumimos a continuación:

Si no lo puedes explicar con simplicidad…

es que no lo entiendes bien. Esta frase de Albert Einstein encaja a la perfección con el espíritu del diseño orientado a conversión. Hazlo simple. Crea una página web intuitiva, minimalista y coherente. Utiliza colores claros y haz un uso racional de los mismos (emplea el color rojo sólo para notificar errores).

Por otra parte, no hay nada que moleste más a un usuario que tener que esperar a que una web cargue. El usuario también se desespera cuando tiene que hacer multitud de clics para acceder a la información que busca o cuando se encuentra en un laberinto sin salida para volver al punto de inicio.  En este sentido, para el menú de tu web opta por una estructura horizontal que no tenga más de tres niveles de profundidad, facilita atajos para acciones frecuentes y reduce al máximo el tiempo de carga. Estarás ayudando al usuario a encontrar lo que busca y a realizar acciones en tu web.

DISEÑA PARA CONVERTIR

Desarrollar una web orientada a conversión es sencillo si incluimos algunos elementos y funcionalidades que inviten al cliente a contactar, registrarse o comprar:

Botones “call to action”

En un estudio reciente se demostró que los botones eran el elemento de conversión preferido por los usuarios, por delante de los banner y los enlaces. Pueden utilizarse para invitar al usuario a suscribirse a tu newsletter, a solicitar presupuesto o a realizat una compra. Es recomendable que los mensajes tengan un sentido de urgencia como “comprar ya” o “enviar ahora”, dado que mejora los ratios de conversión.

Formularios de contacto

Deben estar bien visibles y ser sencillos. Cuantos menos campos tengan más probabilidades hay de que tus potenciales clientes los rellenen.

Landing pages con promociones

Uno de los elementos más eficaces a la hora de generar conversiones. Para que sea realmente útil debe incluir ofertas, promociones o acceso a contenido exclusivo a cambio del registro.

Información de contacto bien visible

Incorporar el teléfono o email de contacto destacado en la parte superior para que se muestre en todas las secciones de la web permitirá que, ante cualquier duda, tus clientes contacten contigo de una forma rápida y eficaz.

 

Aprende de los grandes: los consejos de Jakob Nielsen

Este danés es el gurú de la usabilidad web. Probablemente, el profesional más respetado cuando hablamos de diseño accesible e intuitivo para ganar conversiones. Él analiza desde hace años los hábitos de los internautas y descubrió que los usuarios no “leen” en internet, sino que se ocupan de “ojear”, realizando un barrido, recorriendo los elementos más destacados a nivel visual. Por eso, además de colocar la información más importante en la parte superior, debemos economizar en contenido (aproximadamente la mitad del que usaríamos en una publicación escrita), realizar una buena jerarquía de párrafos  (utilizando ladillos, listas numeradas y etiquetas H1 y H2) e insertar elementos visuales que atraigan la atención del usuario, como negritas y enlaces.

Otro aspecto en el que incidió este ingeniero de interfaces fue en el feedback que la página web le ofrece al usuario. Una web accesible debe dar una respuesta al usuario cuando éste realiza una acción. Las barras de descarga, la confirmación de un pago o los mensajes de error son un ejemplo de ello. 

Si crees que no estas generando conversión debido a este problema, podemos ayudarte, sin compromiso. Nos encargaremos de realizar una consultoría gratuita para indicarte mejoras.