SEO, SEM, SMO, SMM: claves para el marketing digital

SEO, SEM, SMO, SMM… Tanta sigla nos trae de cabeza en el mundo del marketing digital, pero es que a ti, si no te dedicas a esto, probablemente ni te suenen. Te comentamos que sí, existen, y son las herramientas principales del trabajo en nuestra agencia de marketing online en Valencia. Guarda este glosario en tus favoritos y compártelo con tus colegas porque, amigos, el marketing es el presente.

¿QUÉ ES EL SEO?

Es SEO es el king del marketing digital. Internet es un océano de pececillos y tú tienes que conseguir que el que a ti te interesa pique en tu anzuelo. Una técnica tan ancestral como complicada, pues a la vista está que sobrevive hasta nuestros días. El objetivo principal de un negocio local es posicionarse en Internet para aparecer en las primeras posiciones de Google, ¿o acaso tú llegas hasta la página 10 para resolver tus dudas?

El Search Engine Optimization puede ser on page (preparación de una web para indexarse lo mejor posible en buscadores) o off page (alta en directorios, estrategias de linkbuilding, acciones publicitarias, etc.), y ambas ayudan a que consigas tu máxima popularidad en la red. El campo de batalla está servido y tus mejores armas serán una cuantas palabras clave, cuanto más específicas y concisas, mejor. Enamora a tu público y métetelo en el bolsillo.

¿Y PARA QUÉ SIRVE EL SEM?

El SEM es un poquito más exquisito, y es que para ayudar a posicionarte en buscadores tienes que pagar. Google permite pactar una puja de palabras clave en la que te bates en duelo con tus competidores. Un conjunto de algoritmos todavía desconocidos decidirán si tu contenido es mejor que otros para aparecer en los tres primeros puestos pagando tu máximo presupuesto… ¿O era el mínimo?

Google Adwords es el gestor de campañas de SEM (Search Engine Marketing) y lo cierto es que es mucho más rápido conseguir resultados con él que a través del SEO. Aunque, ¡ojo!, establecer una campaña de publicidad en Internet no te exenta de tu deber de tener una página perfectamente optimizada mediante SEO si quieres tener éxito en tu estrategia de marketing digital.

SMO: ¿EL SOCIAL MEDIA TAMBIÉN SE OPTIMIZA? 

Pues sí. Facebook tiene alrededor de 1.600.000 millones de usuarios activos, lo que significa una séptima parte del planeta y sin duda un gran bocado en el pastel de Internet. Junto a Google, la red de Zuckerberg es la dueña del mundo internauta, y por lógica cualquier cosa que publiques en Facebook, aparecerá en buscadores si tu visibilidad es pública.

SMO significa Social Media Optimization y hace referencia al conjunto de acciones que un Social Media Manager lleva a cabo para difundir un negocio online. Por tanto, tu página web debe ser fácil de usar, atractiva y tener versión responsive para compartirla en redes. De nuevo vemos que el SEO está ligado a esta técnica si queremos una estrategia global. Andamos todo el día con un teléfono o un ordenador en la mano, por lo que difundir tus contenidos de forma eficiente en los principales canales de social media va a ser tu altavoz para dar a conocer tu trabajo. Tus mensajes tienen que ser claros, no muy largos, con engagement… y sobre todo ÚTILES.

ENTONCES, ¿QUÉ DIFERENCIA AL SMO DEL SMM? 

*¡ALERTA! No confundir SMM (Social Media Marketing) con SMM (Social Media Manager).

El Social Media Marketing está estrechamente relacionado con el SMO, al igual que el SEM con el SEO. Hace referencia a la publicidad que podemos llevar a cabo en redes sociales, como es el caso de Facebook Ads, Twitter Ads, Instagram Ads, Linkedin Ads… Si se lleva a cabo una buena estrategia de SMO, difundir tus contenidos de marketing digital con unas cuantas campañas de anuncios es pan comido.

BONUS TRACK: SERP Y SERM, TAMBIÉN SON MARKETING DIGITAL

No, no son virus que puedas contagiar. El SERP (Search Engine Results Page) hace referencia a la página del buscador que incluye los resultados naturales. O sea, las páginas web que dan respuesta a tu consulta ordenadas según la calidad de su estrategia de marketing. Recuerda, tu objetivo es aparecer entre esos 10 primeros.

El SERM (Search Engine Reputation Management) no es otra cosa que la forma que tienes de controlar tu reputación en Internet. Es decir, analizar tus resultados, observar qué no está funcionando y cómo puedes mejorarlo, eliminar contenido que no facilita tu posicionamiento, etc. Intenta que las páginas que te mencionan o incluyen posts de tu propiedad (linkbuilding) son de fiar y te pueden aportar una buena reputación. Y trata de mantener las páginas y comentarios que hablan mal de tu negocio o dan una mala impresión sobre ti en un segundo plano. Las opiniones negativas también son constructivas y una dosis de realidad, pero seamos sinceros: en Internet, donde no nos conocemos personalmente, no dan buena imagen.

A nosotros puedes vernos las caras aquí. Somos buena gente y lo de trabajar con siglas se nos da genial. ¿Quieres ser el siguiente en nuestro portfolio? 💘