Web móvil VS Web Responsive, ¿Cuál elegir?

En lo que respecta al diseño de páginas web muchos clientes nos visitan con la misma duda: ¿es mejor optar por un diseño web móvil y otro para escritorio o por una con diseño responsive (adaptable a diferentes dispositivos móviles)? Resolvemos tus dudas en este post.

Nosotros, tal como explicamos en un post anterior, defendemos la conveniencia de optar por una página desarrollada en base a las directrices del diseño responsive, pero la realidad es que cada una de estas opciones tiene sus pros y sus contras. A continuación te explicamos cuáles son:

Web adaptada a dispositivos móviles

PROS:

– No es necesario incluir toda la información que se ofrece en la página web de escritorio, por lo que el tiempo de carga se puede ver reducido de forma considerable.

– Es posible desarrollar una experiencia de navegación exclusiva para usuarios de móviles que, normalmente, tienen necesidades diferentes cuando acceden a nuestro sitio desde su smartphone, como pueden ser consultar nuestro teléfono o ubicación.

CONTRAS:

– Se necesita contar con dos dominios diferentes y mantener dos páginas web distintas, con el gasto de tiempo y dinero que ello conlleva.

– El contenido de la web de escritorio y el de la web móvil deben ser diferentes para evitar penalizaciones por contenido duplicado.

– Si creas un sitio para móvil adaptado para la pantalla de un iPhone y un usuario accede desde su iPad, el user-agent le enviará a la página móvil, cuando en realidad debería entrar desde la versión de escritorio.

Web Responsive

PROS:

– Un único dominio, un mismo contenido y similares funcionalidades para una web que se adapta a todos los dispositivos móviles, garantizando una óptima experiencia de navegación, independientemente de si se accede desde un ordenador, un smartphone o una tablet.

– No es necesario crear redirecciones que detecten desde dónde se está accediendo a la web, porque se muestra la versión que mejor encaja con el dispositivo móvil desde el que se está navegando.

– Google prefiere páginas web responsive porque sus robots de rastreo (más conocidos como arañas), tienen que indexar menos resultados.

CONTRAS:

– No es necesario planificar experiencias de navegación exclusivas para cada dispositivo pero, a cambio, hay que hacer un diseño que cumpla las reglas de usabilidad y se adapte a los hábitos de los usuarios desde los distintos dispositivos móviles.

– Puede presentar un tiempo de carga mayor que una web móvil, al tener más contenido.

Por motivos de usabilidad y ahorro de tiempo y costes te recomendamos que optes por un diseño responsive. Además, es aconsejable que, a la hora de decidir la estructura de la web y los menús, pienses en ofrecer a tus clientes una óptima experiencia de navegación móvil y construyas a partir de ahí. Lograrás un resultado más sencillo, usable y minimalista.

IMPORTANTE: Los ecommerce presentan mayor complejidad. En estos casos, hay que valorar la opción de crear una tienda online de escritorio y otra específica para móviles.

Si necesitas consejo profesional para decidir entre la idoneidad de montar una web responsive o un site móvil llámanos. Estaremos encantados de ofrecerte un asesoramiento a medida.